Bodegas Valdemar: enología en familia

Después del famosísimo “cuando tengas niños vas a tener que dejar de viajar” viene el “ahora que tienes niños ya no podrás tomarte ni un vino”. Pues nada más lejos de la realidad; ahora gracias a las Bodegas Valdemar y su Experiencia Familiar podremos visitar una bodega con los peques y probar sus riquísimos vinos mientras descubrimos un montón de secretos y aprendemos algunas nociones sobre enología en familia.

Uvas en los viñedos de las Bodegas Valdemar

Las Bodegas Valdemar llevan ya cinco generaciones haciendo vinos en La Rioja Alavesa, muy cerquita de Logroño y hace un par de semanas nos invitaron a visitarles y gracias a ellos pudimos disfrutar con nuestras hijas de un montón de curiosidades sobre la historia de las bodegas y la fabricación de sus vinos.

Pero lo realmente importante es cómo han sabido integrar en una actividad, que a priori parece exclusiva de adultos, a los más pequeños de la casa.

Niña disfrutando de la experiencia de enología en familia en Bodegas ValdemarNiñas disfrutando de la experiencia de enología en familia en Bodegas Valdemar

Y como todas las grandes aventuras, ésta empieza desenterrando un pequeño tesoro. Los peques deberán encontrar su propia bolsa de exploradores con su cuaderno y su lápiz para apuntar todos los logros de cada etapa. Siempre acompañados por grandes profesionales mayores y pequeños aprendimos un montón de curiosidades sobre el vino y su elaboración.

Niña jugando en la experiencia familiar de Bodegas Valdemar

Seguimos los pasos de Pedro el pequeño conde de Valdemar en busca de unas uvas mágicas escondidas en algún rincón del enorme recinto, apredimos sobre el etiquetado de cada botella y en un mapa situamos algunos de los países a los que llegan los vinos de las Bodegas Valdemar.

Mapa mundi en la experiencia de enología en familia en Bodegas Valdemar

Lo más curioso y más difícil de esta experiencia de enología en familia ha sido nuestro infructuoso intento de reconocer los aromas escondidos en el vino: madera, plátano, lavanda, rosa o regaliz. Lo intentamos, de verdad, pero tenemos que reconocer que no se nos dio demasiado bien.

Niña descubriendo los aromas del vino en la experiencia de enología en familia en Bodegas Valdemar

Lo que se nos dió fenomenal fue probar los vinos; porque la búsqueda de un tesoro tiene que tener su recompensa, y en Bodegas Valdemar, la recompensa de los adultos viene en copa de cristal.

Copas de vino tinto de las Bodegas Valdemar

Datos prácticos de la visita

  • La visita dura aproximadamente 90 minutos.
  • El precio es de 15€ para los adultos y 10€ para los niños
  • El kit aventurero de los niños consta de una bolsita, un lápiz, un cuaderno de actividades y un precioso cuento con la historia del pequeño Conde de Valdemar con ilustraciones de Esther Gili.
  • Al final de la visita os harán una foto a toda la familia que os podréis llevar como recuerdo.
  • Probaréis tres tipos de vino y varias tapas.

Así que ya sabéis, si queréis disfrutar de una actividad en familia al mismo tiempo que aprendéis muchas curiosidades sobre el mundo del vino, la experiencia familiar que os ofrecen en Bodegas Valdemar es vuestra oportunidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO