Dónde dormir en furgoneta

Es la pregunta del millón. Vale, ya tengo una furgo camperizada. Pero… ¿ahora dónde duermo con ella? Muchos lectores nos han preguntado dónde dormir en furgoneta, porque la cosa no es tan fácil como parece. Algunos incluso nos han dicho que se han sentido decepcionados porque no encontraban los lugares idílicos que esperaban. Ya sabéis que hay una ley de tráfico que se supone que nos pone las cosas fáciles, pero también hay ayuntamientos que nos prohíben dormir o comunidades autónomas que no nos aman demasiado. Aquí os vamos a dar todas las pistas para conseguir dormir en la furgo.

Donde dormir en furgoneta

Os ponemos varias opciones en orden de sencillez, no de preferencia. Los lugares para dormir más fáciles van al principio y según avanzamos las cosas se pondrán más complicadas. No desfallezcáis, que las dificultades valen la pena.

Áreas de autocaravanas

Es la opción ideal, la que está especialmente pensada para viajeros sobre ruedas. Cuando nosotros empezamos a viajar en furgoneta, apenas había oferta en España, pero hoy hay más de 650 repartidas por el país. Aún estamos muy lejos de Francia, porque muchas áreas están mal equipadas, pero cada año la cosa mejora.

Idealmente son lugares pensados para estacionar la furgoneta o autocaravana, con suelo bien nivelado, posibilidad de llenar el depósito de agua potable, vaciar aguas grises, limpiar el WC de aguas negras y conectarse a la electricidad. Algunas tienen mesas para comer, sombra, columpios, son tranquilas y están bien señalizadas y comunicadas por transporte público con el centro turístico de la localidad. Muchas de ellas son gratuitas, pues las instalan los ayuntamientos con la intención de atraer turismo, y en otras solo hay que pagar por la electricidad o el llenado de agua.

guir-areas-autocaravanas-espana

Para localizarlas es imprescindible disponer de una guía que las agrupe todas. La mejor guía de áreas de autocaravanas de España es la guía que edita Áreas AC. Nosotros hemos colaborado en su elaboración y la llevamos siempre en la furgo. Os garantizamos que vale cada uno de los pocos euros que cuesta. Podéis consultar su contenido en este mapa interactivo.

Espacios agrícolas con España Discovery

Esta es una opción alternativa a las áreas y bastante curiosa. Se trata de explotaciones agrícolas o vitícolas a las que se puede acceder para dormir con la furgoneta o la autocaravana. Sus propietarios nos ceden el espacio a cambio de nada. Hay que adquirir la guía que recoge todos los lugares y que se renueva cada año. Con la guía viene una pegatina que debemos llevar visible en el vehículo.

España Discovery se basa en la generosidad de agricultores o bodegueros, así que exige de nuestra parte respeto y agradecimiento. Hay que pasarse a saludar, despedirse, respetar las normas que nos pongan y no exigir los servicios de un cámping, porque no lo son. La experiencia puede derivar en charlas, risas y botellas de vino. De hecho, si el bodeguero en cuestión vende vino, a casi todos nos apetece agradecerle el lugar que nos ha cedido comprándole alguna botella antes de irnos. Es para viajar con calma, no sirve para llegar a las 11 de la noche, dormir, e irnos a primera hora.

Massia de Cava Guilera, en Penedés, Barcelona.

Massia de Cava Guilera, en Penedés, Barcelona.

El sistema es similar al que se usa en Francia (France Passion), en Italia (Fattore Amico), en Inglaterra (Brit Stops, donde te alojas en los terrenos de la parte trasera de los Pubs), Portugal (Portugal Tradicional), etc.

Cámpings

Es otra opción más cara que las anteriores, pero con muchos más servicios. En un cámping tenemos baños, duchas con agua caliente, sombra, bar, supermercado, electricidad…

dormir-en-camping-con-furgoneta

Sin embargo, no déis por hecho que todos los cámpings están preparados para recibir furgonetas y autocaravanas, porque no es así. El equipamiento mínimo que debéis exigir es:

  • Parcelas bien niveladas y con espacio suficiente. Debe haber espacio de sobra para estacionar el vehículo y poder sacar mesa y sillas. Hemos dormido en cámpings en los que la furgo solo cabía en diagonal y para abrir las puertas nos dábamos contra los setos.
  • Plataforma con desagüe para vaciar las aguas grises.
  • Lugar para limpiar el WC químico.
  • Grifo para echar agua potable al depósito. Debe estar alejado de los lugares de vaciado de aguas sucias.
  • Posibilidad de conectarse a la corriente eléctrica.
  • Sombra.

Los cámpings que no cumplen estos requisitos mínimos no han pensado en las necesidades de furgoneteros y autocaravanistas y se han quedado atrás. Seguro que son los que más se quejan de que las autocaravanas no pernocten en sus instalaciones. Olvidaos de esos cámpings y elegid otros mejor equipados, que los hay.

Cerca de otras furgonetas y autocaravanas

Es un criterio bastante tonto, pero que funciona. Muchas veces estás por una zona y ves un aparcamiento con varios vehículos vivienda dispuestos a pasar la noche. Los humanos somos un poco como las cebras y los ñúes, que nos sentimos más seguros en grupo. No está de más preguntar a los que ya han aparcado si ya han dormido allí, para que nos digan si han tenido problemas con la autoridad, si hay ruidos indeseados, etc.

Durmiendo en furgoneta en grupo

Desayuno tras pasar la noche con varias furgonetas y autocaravanas en el Valle del Jerte. De acuerdo, nos saltamos la normativa de acampada por un ratito 😉

De esta forma tan poco científica se suelen encontrar lugares agradables en los que, además, podemos charlar con otros viajeros.

Furgoperfectos

Cualquier persona que lleve cierto tiempo viajando en furgoneta los conoce. Se trata de un compendio de lugares para dormir recomendados por la comunidad de furgoneteros. Hay áreas de autocaravanas oficiales y aparcamientos tranquilos que no dan problemas a los usuarios.

Sin duda debes conocerlos y probarlos, porque están creciendo y actualizándose permanentemente y se pueden descargar las coordenadas y los principales datos para GPS. Tambien hay una App para tenerlos a mano en el teléfono móvil.

Furgoperfectos Pantallazo

Sin embargo, nosotros hemos dejado de usarlos hace tiempo. La mayor parte de los Furgoperfectos están ubicados en lugares demasiado visibles para nuestro gusto, lugares en los que no nos gusta dormir si vamos solos.

Cómo buscar un sitio donde dormir en furgoneta

Este es el más complicado y el que más mola, el método de buscarte la vida para dormir en un sitio muy tuyo, descubriendo rincones especiales de nuestra geografía.

Qué lugares buscamos para dormir en furgo

Nosotros buscamos carreteras poco transitadas y desde allí cogemos caminos en buen estado. Circulamos por ellos lo suficiente como para estar lejos de la carretera y ser poco visibles. Estacionamos en un apartadero, en un terreno baldío, una pradera o en un campo que esté abandonado o en barbecho.

Si cerca del lugar en el que estacionamos hay árboles, la furgoneta será menos visible, tendremos más sombra y el lugar será más agradable. Si hay un río cerca el lugar seguramente será más chulo… pero también puede que tenga más mosquitos.

Lo más fácil para encontrar dónde dormir así es la Meseta Castellana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón… Zonas más o menos llanas, con los pueblos muy compactos y muy separados entre sí, con campos de cultivo y grupos de árboles desperdigados aquí y allá.

Dónde dormir en furgoneta en el campo

Un lugar de Castilla y León en el que dormimos con la furgoneta. El campo estaba cosechado.

Por qué nos gusta tanto

Con este sistema dormimos lejos de núcleos urbanos, lejos de carreteras, lejos de ruidos, de gente, de los que nos multan y nos persiguen. Dormimos por los caminos, en el campo, cerca de cultivos, árboles, riachuelos, pájaros y otros animales. Descubrimos lugares bonitos y agradables en los que desayunar y darse un paseo mañanero es muy relajante.

Zona arbolada donde dormimos en furgoneta

Advertencia: peligros y zonas a evitar

Lo primero que debe quedar claro es que es un sistema que tiene sus riesgos. No os recomendamos utilizarlo, simplemente os contamos cómo lo hacemos nosotros. Si queréis usarlo también, estupendo, pero no nos echéis la culpa de los posibles accidentes. Si decidís buscaros la vida para encontrar dónde dormir en furgoneta, hacedlo con mucho cuidado y asumid vosotros las consecuencias. ¿Queda claro? Entonces, adelante.

Hay zonas que debes evitar, porque son especialmente complicadas, y peligros que debéis tener en cuenta:

  • Cerca de grandes ciudades. Olvídate, en los alrededores de Madrid ni lo intentes.
  • Zonas costeras muy turísticas. En la costa de Málaga, por ejemplo, donde todo está construido, es complicado encontrar caminos apartados.
  • El interior de Galicia y Asturias. Suelen ser caminos tortuosos, estrechos, llenos de vegetación y embarrados. Además, hay casas desperdigadas por todas partes. No os decimos que no vayáis, sino que tengáis en cuenta que son regiones más complicadas y a veces pueden suponer dar vueltas durante horas. Pero si conocéis lugares buenos, preguntáis a los vecinos o tenéis tiempo, adelante. Si no, podéis buscar Áreas de Autocaravanas, que hay muchas.
Zona de Galicia en la que intentamos dormir en furgoneta

Zona de Galicia que elegimos para dormir: en Google Maps parecía transitable, pero en la realidad la furgo apenas cabía entre la vegetación.

  • Zonas montañosas. Suelen tener caminos muy en pendiente y estrechos, donde es difícil encontrar zonas llanas y lugares para dar la vuelta. En los mapas se reconocen por las curvas muy cerradas.
  • Lugares en los que el campo está muy vallado. Por ejemplo, algunas partes de El País Vasco y Extremadura.
  • Zonas inundables. Evitad poneos en cauces secos de barrancos, junto a pantanos, etc.
  • Zonas arenosas. Nosotros nos quedamos atascados en la arena cerca del Parque Natural de Doñana. Solo pudimos salir gracias a la ayuda de un todo terreno que nos remolcó al día siguiente, tras pasar una noche totalmente torcidos, con la rueda clavada en la arena.
Furgoneta atascada en la arena

Nuestra antigua furgoneta, atascada en la arena de los alrededores de Doñana. Pusimos ramas en un desesperado intento de rescatarla.

  • Cerca de gasolineras, autopistas o autovías. Especialmente en la autopista A-9 que recorre la Costa Azul francesa. En esa autopista hay mafias que se dedican a robar por la noche a camioneros y autocaravanistas. No tentéis a la suerte, esas zonas con tanta circulación son ideales para robarte y escapar rápidamente.
  • Picaderos y zonas de botellón en fin de semana. Es un clásico: lugares cercanos a ciudades y pueblos que son ideales para la furgo pero que también los usan las parejas que van a pasar un buen rato o grupos de amigos que se juntan para beber y escuchar música, dejándote sin dormir. Para evitar esos lugares, aléjate más de los núcleos urbanos, evita las áreas recreativas cercanas a poblaciones y mira el suelo: si hay litronas o preservativos y es fin de semana, huye cuanto antes.
  • Caminos de tierra. Son mejores los de arena y grava. Los de tierra pueden embarrarse y podrías quedarte atascado. Nosotros los usamos mucho, pero teniendo en cuenta el punto siguiente.
  • Días lluviosos o noches en las que va a llover. Puedes encontrar mucho barro en los caminos. Y si llegas y está todo seco pero se pasa la noche lloviendo, igual por la mañana la furgo se atasca y no puedes salir. Así que consulta la previsión del tiempo para esa noche.
Camino de tierra embarrado.

Camino de tierra embarrado. Nosotros lo utilizamos, pero siempre hay siesgo de quedarse atascado.

  • Tormentas eléctricas. Si se prevé tormenta, no estaciones cerca de un poste eléctrico o un árbol aislado, que atrae los rayos. La furgoneta por sí misma no es un lugar peligroso en caso de tormenta eléctrica, pero si estacionamos junto a un pararrayos natural, mal vamos. Evitar grupos de árboles también es conveniente si va a haber mucho viento, porque nos pueden caer ramas.
  • Incendios. En Galicia, mucho ojo con dormir en zonas llenas de pinos y eucaliptos de repoblación en pleno verano. Mejor bosque autóctono (robles, castaños…), que es más difícil que arda. Y mucho mejor zona no arbolada.
  • Cosechadoras. No creemos que sea un peligro muy habitual, pero una vez aparcamos junto a un campo de maíz y un rato más tarde llegaron unas cosechadoras enormes que nos bombardearon con mazorcas de maíz. Huimos despavoridos.

Miedos a superar

Muchas veces, cuando contamos a la gente (incluso a otros furgoneteros) que dormimos por libre, nos preguntan sobre supuestos peligros que casi todos hemos temido en algún momento. Nosotros llevamos durmiendo en furgoneta más de 12 años y esos miedos ya se nos han quedado muy atrás. Aquí van los más habituales:

  • Miedo al robo. Ya hemos dicho que dormimos lejos de la vista. En una gasolinera sí tendríamos miedo a que nos roben, pero ¿en medio del campo? Que nosotros sepamos los ladrones no se dedican a patrullar los campos por la noche en busca de furgonetas. Sería muy poco rentable.
  • Miedo al asalto. Pues sí, hay quien teme que nos ataque alguien con un hacha. Por estadística, hay más psicópatas en un pueblo cualquiera que en medio de la nada.
  • Miedo a las casas abandonadas. Es una chorrada, pero a veces, cuando aparcamos en medio del campo cerca de un edificio abandonado, por la noche, como que acojona. El cine de terror ha hecho mucho daño. El mayor peligro es que se te caiga el tejado encima, así que no entres y listo.
  • Miedo a los cementerios. Nosotros los evitamos porque están cerca de los pueblos, pero son lugares muy tranquilos. ¿Por qué deberíamos temerlos? Los habitantes de los cementerios no dan la murga.
  • Miedo a las multas. Ese miedo no es irracional del todo. Repasaos la diferencia entre acampar y estacionar. Y quedaos tranquilos: si no se os ve desde la carretera es muy difícil que vayan a por vosotros.

Equipamiento necesario

Hay unos cuantos objetos y actitues que nos pueden hacer esta tarea más sencilla:

  • Mapa de carreteras detallado. Nosotros usamos el mapa de Michelín a escala 1:400.000. Una vez que tienes costumbre de mirarlo, identificas en seguida las zonas aptas para dormir. Os ponemos una simulación de las zonas en las que buscamos dónde dormir y de las zonas que evitamos:

Mapa-donde-dormir-en-furgoneta

  • Móvil con GPS y Google Maps. Esto viene muy bien porque activando la vista de satélite puedes incluso identificar el apartadero o descampado en el que vas a intentar pasar la noche. Cuando planificamos que vamos a dormir en el campo en una zona, solemos buscar primero una zona apta en el mapa de carreteras. Luego, abrimos Google Maps en esa zona y marcamos tres o cuatro lugares no muy alejados entre sí que parace que pueden servirnos para dormir.
  • Tracción a las 4 ruedas. Si no tienes, estás como nosotros, no pasa nada, pero ten cuidado con el barro. Si te vas a comprar una furgo y te gustaría meterte por caminos, valora que tenga tracción a las cuatro ruedas, 4-motion o algo así.
  • ESP desactivado. Es un sistema que desactiva la tracción de una rueda cuando detecta que está derrapando. Es muy útil para cuando en una curva pisas aceite, pero en un camino es necesario que las ruedas derrapen en polvo, gravilla o barro para que puedas avanzar. Desactívalo temporalmente y será más difícil que te quedes atascado. Eso sí, acuérdate de activarlo al volver a la carretera.

desactivar-ESP-de-furgoneta

  • Cadenas. No solo sirven para la nieve, también te pueden ayudar a salir de zonas con mucho barro, pues aumentan la tracción.
  • Un seguro que incluya rescate en caminos. Hay mucho seguros que solo incluyen rescates en carretera, por lo que si te quedas clavado en el barro no te van a ayudar. Nosotros tenemos contratado el seguro para autocaravanas de Zalba-Caldú. Si el seguro no te ayuda, siempre está la opción de buscar un agricultor que te remolque con el tractor. Pero no siempre vas a tener uno a mano.
  • Suficiente agua, comida y gasolina. No es que necesites sobrevivir una semana, pero al menos ve preparado.
  • Prudencia. Si al llegar a un camino lo ves complicado, con baches, charcos, pendientes y estrecheces, no entres.
  • Tiempo. Cuando buscar dónde dormir, lo mejor es ir con tiempo, no empezar a buscar cuando ya es de noche y estáis cansados. Nosotros esta norma es la que más nos saltamos, pero cuando hemos tenido que descartar varios caminos y ya son las 12 de la noche, nos arrepentimos. Si empiezas a buscar a las 8 de la tarde y no aciertas a la primera, tienes aún mucho margen. Ademas, al ser de día ves mejor los caminos y los obstáculos.
  • Estaciona mirando hacia la salida. Ese truco lo usamos desde siempre. Aparcamos con el morro de la furgoneta ya apuntando hacia el camino que lleva a la carretera, por si acaso. Si por la mañana hay barro tendremos que realizar menos maniobras.
  • Respeto. Ojo con la propiedad privada y con las zonas sembradas. Utiliza el sentido común y ten en cuenta que un campo sembrado no se pisotea.
  • Simpatía. Muchas veces nos encontramos por la mañana con un agricultor que pasa por el camino a trabajar. Normalmente será la primera vez que ve una furgoneta por los campos, y mirará con curiosidad o suspicacia. La mejor forma de eliminar tensiones de un plumazo es salir de la furgo y saludarle con una sonrisa. Si deduces que estás en su campo, acércate, le explicas que has pasado allí la noche y charlas amigablemente. Nosotros nunca hemos tenido ningún problema con ellos, al contrario, a veces nos han invitado a quedarnos varios días.

Esperemos que os haya sido útil esta guía sobre lugares donde dormir en furgoneta. Si eres un furgonetero experimentado, seguro que ya te conocías muchos de estos trucos y que tienes más que no están aquí. Compártelos con todos en los comentarios.

13 Comentarios

ESCRIBE UN COMENTARIO