Giethoorn: combinando furgo y barca

En Holanda, a menos de 100 km de Amsterdam, hay un pequeño pueblo surcado por canales que, como no podía ser de otra manera, se le apoda como “La Venecia de Holanda” o “La Venecia del Norte”. Se trata de Giethoorn que deriva de Geytenhorn, (cuernos de cabra), el nombre que le dieron sus primeros pobladores al encontrarse en esas tierras cientos de huesos de esos animales.

Con poco más de 2.600 habitantes, unos 50 puentes y varios kilómetros de canales, en la zona antigua no se puede entrar con el coche, así que la actividad turística que se lleva la palma es la de alquilar un bote por horas para recorrer el pueblo y descubrir sus lagos.

Ojo con el lugar en el que alquiláis el bote: hay decenas de establecimientos que ofrecen esta actividad pero según te vas alejando de la entrada, más barato es el alquiler. Si lo hacéis en el canal que os encontráis nada más llegar (A en el mapa) es más caro y estarés mucho tiempo navegando en canales no muy bonitos. Si lo alquiláis un poco más adelante (B en el mapa) es más barato y todo el recorido está en la parte más agradable. Nosotros pagamos 13 euros por una hora con un bote a motor. Aunque si hubiésemos caminado hacia el sur 50 metros más habríamos encontrado un establecimiento que cobraba solo 11 euros.

Se pueden alquilar durante más tiempo, pero al ir con Éire, que en aquel momento tenía 18 meses, una hora era más que suficiente.

Aunque en todas las guías que habíamos mirado decía que el pueblo era tranquilo, relajado y un remanso de paz infinita, la realidad es que a pesar de estar a mediados de septiembre éramos cientos los turistas que recorríamos el pueblo haciendo fotos a las casas con sus tejados de paja y a alguna que otra garza despistada que posaba sin problema.

Si vais con peques, lo que no se os puede olvidar es llevar cereales o trocitos de pan para dar de comer a los patos. Qué mejor aliciente para un niño.

Área de autocaravanas en Giethoorn

Y como esta entrada también va de furgos, pues contaros que en Giethoorn hay un área privada de autocaravanas que se llama Camperplasts Haamstede; cuenta con 35 plazas y está abierta desde el 1 de abril al 31 de octubre. La noche cuesta 11 euros y si queréis electricidad hay que sumar otros 2 euros. Cuenta con todos los servicios que necesitéis de vaciado y llenado de agua, baños y duchas (0,50 euros por 5 minutos de agua caliente). Puede que cuando lleguéis no haya nadie que os cobre, pero como ya os habíamos contado aquí, a lo largo del día o de la noche alguien pasará a hacerlo.

A nosotros nos pareció una de las mejores áreas de autocaravanas en las que hemos estado. Las instalaciones están nuevas y bien cuidadas, es bonita, agradable y tranquila.

La dirección exacta es: Kanaaldijk 17, Giethoorn y las coordenadas GPS: N 52,72828º E 6,07570º o bien N 52º 43′ 40.4” E 6º 04′ 32.4”

Seguro que muchos ya estáis disfrutando de unas merecidas vacaciones de Semana Santa. Nosotros arrancaremos esta tarde hacia el Valle del Jerte en Extremadura para disfrutar del espectáculo de los cerezos en flor y la lluvia de pétalos. Seguro que os podremos contar un montón de cosas interesantes a la vuelta pero no olvidéis que colgaremos alguna foto en nuestra cuenta de Instagram.

Un abrazo a todos.

4 Comentarios

ESCRIBE UN COMENTARIO