Presentación

¡Hola y bienvenidos a La Furgoteta! Somos Éire, María y Heber. En este blog os vamos a contar nuestros viajes, trucos furgoneteros y experiencias como familia en la que el centro de todo son nuestras hijas de 6 y 2 años.

Cuando sólo éramos dos aprovechábamos cualquier oportunidad para disfrutar de un viaje o una pequeña escapada. Al llegar Éire nos propusimos seguir haciéndolo. Hemos aprendido a no tener prisa y a mirar con otros ojos los lugares que visitamos, buscando parques y sitios agradables para toda la familia. Estamos orgullosos de poder decir que el hecho de tener hijos no sólo nos ha permitido seguir viajando, sino que lo hemos hecho a lugares que nunca antes nos habíamos planteado visitar, como el Playmobil Fun Park en Alemania, Tun Fun en Amsterdam o el Parque de Lenin en Vietnam.

Cuando viajamos, intentamos visitar lugares y realizar actividades que gusten a todos los miembros de la familia:

Pájaros en la cabeza

Soy Heber el papá de la familia, un biólogo enamorado la naturaleza, aunque ligado profesionalmente a la infografía, el diseño y el periodismo. Siempre voy con mis prismáticos y mis guías de animales y plantas. Cuando decidimos un destino, busco rutas para ver animales, disfrutar del paisaje y sacar fotografías a todos los seres vivos que se cruzan por nuestro camino.

Heber, el papá de La Furgoteta, en el monte

Intento transmitirles a Éire y Olimpia la fascinación por la flora y la fauna, les hablo de los animales que vemos y trato de que los observen a través de los prismáticos. Creo que conocer y disfrutar de la naturaleza es el primer paso para cuidarla. Cuando pienso en lo que le estamos haciendo al planeta no solo me preocupa que el mundo vaya  a ser cada vez más duro e insano; también creo que será cada vez más feo y aburrido. Pero confío en que la semilla que plantamos ahora enseñando a nuestros hijos a ser respetuosos servirá para algo.

Dibujar es otra de mis aficiones (algo que mis hijas aprovechan pidiéndome que les dibuje pingüinos bailando o perros jugando con una pelota) y si me das un tebeo de Spiderman o me pones una película de ciencia ficción me tendrás entretenido durante un buen rato.

No me cuentes historias

Soy María, la mamá. Profe de Música e Historiadora por vocación, soy la  buscadora oficial de curiosidades sobre los lugares que vamos a visitar en las guías de viaje, en internet y en cualquier libro que caiga en mis manos. Me paro en cada placa conmemorativa que encuentro y pasear por un cementerio me parece una de las cosas más reveladoras que hay para entender la Historia de pueblos y ciudades.

María, la historiadora, junto a un templo romano

He acabado por convertir lo que sé de Historia en cuentos para hacerles a Éire y Olimpia nuestros viajes más entretenidos y para que poco a poco vayan siendo consciente del mundo que les rodea. Creo que empezar a conocer la Historia del mundo en el que vives desde la infancia es la mejor manera de respetar los lugares que visitas y sus pobladores.

La maternidad supuso una revolución en mi forma de ver la vida, lo que me ha llevado a formarme como doula, asesora de lactancia y monitora de porteo.

Te podría recitar de memoria todos los conjuros de los libros de Harry Potter, mis estanterías están llenas de libros de cocina de todo tipo, aunque mi debilidad ahora mismo son los de Jamie Oliver y tengo una extraña obsesión por los cuadernos, los tengo de todos los tamaños y colores y nunca son suficientes.

La vida es juego

Hola a todos. Soy Éire, la razón de que podáis estar leyendo este blog. Nací la tarde de un domingo de febrero cuando una ola de frío siberiano recorría la Península y las primeras palabras de mi madre fueron: “Ya verás qué bien nos lo vamos a pasar en la furgoneta”. Tardé sólo tres semanas en saber de lo que me hablaba.

Éire, la pequeña de La Furgoteta, jugando a caballito en Polonia

Mis padres, novatos, han ido aprendiendo a base de ensayo y error, pero en general lo hacen bien. Nací chiquitina y no me agarraba demasiado bien al pecho de mamá, pero con el apoyo de los dos me convertí en toda una experta. Ahora mis platos preferidos son las lentejas, los macarrones y, por supuesto, el chocolate.

Me gustan los cuentos, jugar con plastilina y Peppa Pig. Cuando estoy de viaje con mis padres me cuentan un montón de cosas de animales, me enseñan cuadros y edificios, pero lo mejor de todo es cuando me llevan a un parque para que me tire mil veces seguidas por el tobogán.

La Revolución

Aquí estoy yo, Olimpia, la más pequeña de la familia pero la que ha venido a revolucionarlos a todos. Nací en el salón de mi casa un 3 de enero, así que tuve la delicadeza de dejar a mis padres y hermana celebrar el Año Nuevo por todo lo alto.

Desde entonces no he dejado de pisar fuerte. La furgoneta no tiene secretos para mi: tan pronto trepo a la cama como me escondo en el maletero. Soy feliz cuando me abren la puerta por las mañanas para poder salir a correr y jugar con la pelota.

Como mi hermana, con tres semanas me hice mi primer furgoneteo y llegué a Sevilla; desde entonces no he parado. Aunque al principio lo de la sillita de seguridad no me gustaba nada, después de mucho insistir, mis padres han conseguido que la Cornisa Cantábrica sea un paseo para mi y me la hago del tirón.

Los caballos y las vacas son mi pasión y Pocoyo mi ídolo, pero sin duda, lo que más me gusta del mundo mundial es que mi hermana me haga monerías para que me ría.

Ven con nosotros

Y ahora que ya sabéis quién va al volante de La Furgoteta os invitamos a acompañarnos en la ruta.

19 Comentarios

ESCRIBE UN COMENTARIO