París: grandes secretos para pequeños viajeros

Los últimos dos meses han sido un auténtico ir y venir. Escapadas con las que no contábamos y que organizamos en pocas horas, el II Encuentro de Familias en Ruta, el TBM Gijón, el examen de María para sacarse a contrarreloj el permiso de conducir, organizar la ruta y preparar nuestro próximo “Polonia en Furgo” y a todo eso hay que sumarle la vida diaria con una niña de dos años. Completito, completito.

De todo ello hemos sacado grandes experiencias y precisamente del II Encuentro de Familias en Ruta que ya os contamos aquí nos vinimos con una gran propuesta: la de ser colaboradores de su página web. No podíamos decir que no; es colaborar con una familia con la que compartimos muchos intereses y a la que admiramos muchísimo.

Y gracias a esta colaboración hemos recibido de la mano de Geoplaneta tres guías de Lonely Planet para niños. En esta entrada, como ya os habréis dado cuenta por el título, os vamos a hablar de la de París.

Hemos visitado París en varias ocasiones: de adolescentes, de solteros, de casados y con Éire; es decir, en muchas etapas de nuestra vida; pero nos falta la niñez. Hace 30 años llegar a París era difícil. Éire todavía no sabe leer, así que de momento seremos nosotros quienes le contemos que la campana más grande de la catedral de Notre Dame pesa lo mismo que dos tiranosaurios rex.

Fachada de la catedral de Notre Dame en París

Aunque la guía ponga que no es un libro para padres, os recomendamos leérosla aunque sea cuando los peques no se den cuenta. Aprenderéis un montón de cosas. ¿Sabéis por qué la basílica del Sacré Coeur siempre está tan requetelimpia?

Escalinata de acceso al Sacre Coeur de París

O ¿dónde está el “espárrago de metal”? Una pista:

Una estatua mira hacia la Torre Eiffel de París

Cientos de fotos, ilustraciones, mapas y anécdotas curiosas y divertidas os ayudarán a descubrir con vuestros hijos un París más encantador aún de lo que es en realidad. No se puede pedir más.

Una respuesta

ESCRIBE UN COMENTARIO