Portugal dos Pequenitos: para niños y mayores

Cuando María era pequeña disfrutó varias veces de este parque tan curioso y por eso cuando visitamos Portugal hace unos meses quisimos que Éire pasara un rato divertido entrando en casitas hechas a su medida.

Paseo-bajo-la-lluvia

Coímbra, la ciudad que acoge Portugal dos Pequenitos, tiene rincones preciosos, fuentes, parques, paseos cerca del río, callejuelas…y como ya os contamos en esta entrada cuando la visitamos nos quedamos un par de noches en el Coimbra Camping. La última mañana que estuvimos en Portugal decidimos pasarla en Portugal dos Pequenitos sin contar con que iba a llover a mares.

Claustro

Lo que en 1940 nació como un parque pedagógico en el que se pretendía mostrar el papel de Portugal en el mundo (no olvidemos su presencia colonial en África o Brasil por ejemplo) hoy es un parque en el que ver una granja, entrar en los distintos tipos de viviendas regionales que podemos encontrar a lo largo de todo el país y observar muchos de los monumentos más famosos del país… y todo ello a tamaño mini.

Asomadas a la ventana de una mini casa en el Portugal dos Pequenitos

Una réplica en miniatura de la Universidad de Coímbra, en el Portugal dos Pequenitos

Una réplica en miniatura de la Universidad de Coímbra

La verdadera Universidad de Coímbra

La verdadera Universidad de Coímbra

Los niños se sienten gigantes en el Portugal dos Pequenitos

Los niños se sienten gigantes jugando en esta ciudad en miniatura

Además hay unas cuantas salas en las que contemplar objetos de culturas tradicionales de aquellos países en los que se habla la lengua portuguesa: aparejos de pesca, collares y adornos, utensilios de cocina…

Estatuas

Y si os gustan las muñecas Barbie, estáis de suerte ya que el parque alberga una exposición con más de 300 muñecas, muchas de ellas ediciones limitadas.

Barbie

 

Un Ken moderno, porteando a la espalda

Un Ken moderno, porteando a la espalda

Éire por ser menor de 3 años en aquel momento no tuvo que pagar entrada, pero la de los adultos nos costó 9,50 euros por persona, lo que nos pareció bastante caro si lo comparamos con otros parques que hemos visitado como el Playmobil Fun Park en Alemania. Eso sí, en el precio de la entrada va incluido un helado que te dan en la tiendecita.

Y si tenéis pensado visitar el parque no lo organicéis para pasar todo un día, porque sería demasiado; con una mañana o una tarde tendréis más que de sobra.

Que tengáis un feliz día.

 

2 Comentarios

ESCRIBE UN COMENTARIO