Visitar Ile de Ré en furgo

Ile de Ré, en la costa oeste de Francia es uno de esos paraisos que todos los furgoneteros debemos visitar aunque solo sea una vez en la vida. No está especialmente lejos, tienen campings y áreas de autocaravanas, es muy fácil moverse entre los pueblos que conforman esta isla y además es un destino perfecto para viajar en familia. Eso sí, como ha ocurrido en otras zonas de Francia, en los últimos años se ha puesto de moda entre nacionales y foráneos y para poder disfrutarla a tope hay que tener en cuenta algunas cosillas. Hoy os contamos cómo visitar Ile de Ré en furgo y no morir en el intento.

Biciletas por las calles de Ile de Ré

Todas las veces que hemos estado en Ile de Ré era temporada alta, julio y agosto, pero en ninguna nos encontramos con tanta gente como nos ocurrió en nuestra última visita en agosto de 2017. Ya cruzar el puente que une el continente con la isla fue una auténtica odisea, con colas interminables y cientos de coches por todas partes.

Elige bien la fecha

Si puedes evitar julio y agosto, hazlo. Los camping estarán más depejados, las áreas de autocaravanas tendrán sitio libre y podrás comerte un helado en La Martiniere sin esperar 15 minutos de cola. Pero si no puedes elegir fecha y tu visita a Ile de Ré en furgo va a ser en esos meses, ármate de paciencia, llénate de buenas energías, respira diez veces profundamente y a disfrutar, al fin y al cabo, las puestas de sol en esa época son realmente mágicas.

Puesta de sol en las salinas de Ile de Re

Los campings

Otra cosa no, pero campings en Ile de Ré hay en cada esquina y de todas las categorías y tamaños. Si de algo puede presumir Francia es de tener campings para todos los gustos y generalmente muy bien preparados. Hay que reconocer que los campings de Ile de Ré, por el hecho de estar en una zona tan turística se aprovechan de la situación y los precios son bastante elevados en comparación con los de otras zonas.

Cartel de camping completo en Ile de Re

En nuestra estancia, al estar las áreas de autocaravanas saturadas, tuvimos que pasar 3 noches en un camping que no era precisamente de lujo y pagamos 50 euros por noche. Y eso después de buscar y buscar durante un par de horas porque todos estaban completos.

Así que si visitas Ile de Re en Agosto y vas a pernoctar en un camping, lo mejor será que reserves con antelación. Ganarás en tranquilidad.

Las áreas de autocaravanas

Hay varias a los largo de la isla pero claramente no son suficientes para el nivel de visitantes que tiene en los meses de verano. Todas son de pago y los precios no son precisamente una ganga.

Área de autocaravanas para disfrutar de Ile de Ré en furgo

Nosotros solo estuvimos una noche en un área en Le Bois-Plage. Pagamos 17 euros y tenía duchas de agua caliente al aire libre. Como estaba cerca de una playa, además, había servicios públicos. La pega era que pagabas para entrar y ya no podías mover el vehículo. Si te apetecía irte a dar una vuelta a otro pueblo y te tenías que llevar la furgo, te quedabas sin plaza.

Pernocta libre

Hartos de pagar la primada del camping y de que las áreas de autocaravanas estuvieran hasta la bandera, decidimos hacer unas cuantas noches por libre. Ile de Ré para este tema no es demasiado fácil, pues suele haber límites de altura en las zonas de aparcamiento. Pero nosotros, al no llevar portabicis encontramos uno frente a la playa. No tuvimos problemas ni vino la policía a decirnos nada.

Furgoneta camper en Ile de Ré

Alquiler de bicicletas

Claramente en Ile de Ré las bicicletas son para el verano. Nosotros en esta ocasión no llevamos nuestras bicis; hace unos meses nos intentaron robar el portabicis que llevábamos en el portón de la furgo y nos lo doblaron por varios sitios y a eso se une que un mes después de habernos comprado una de las bicis, nos la robaron en el garaje de nuestra antigua casa. Así que decidimos que una vez llegáramos a Ile de Ré, alquilaríamos. La idea era alquilar bicis para los adultos y un carro para las peques. Misión imposible. Preguntábamos en una empresa y otra y otra y en todas nos decían lo mismo: para agosto tenían las reservas hechas desde mayo. Ahí es nada.

Niñas con bicicletas en Ile de Ré

Finalmente y cuando ya lo dábamos por perdido encontramos un pequeño local medio escondido en San Martín en Ré en el que tenían bicicletas y sillitas para niños, aunque no un carro. Finalmente pudimos darnos un buen paseo por la isla.

Moverse en bici por la isla

¿Es la bicicleta el medio de transporte ideal para moverte por Ile de Ré en agosto? Definitivamente, no. Sí que es cierto que en la isla hay más de 100 km de carriles bici y te puedes mover entre los distintos pueblos. Pero, ¿qué pasa cuando hay miles de ciclistas?, pues la locura total.

Olvídate de esa imagen idílica de pasear en bici con flores en la cesta y fruta en las alforjas. Es agosto. La imagen típica es la de un montón de gente tambaleándose en las curvas y chocando con la rueda del de delante.

Decenas de bicicletas a la entrada de una playa en Ile de Ré

Pero eso no quiere decir que no merezca la pena. La experiencia es curiosa y a ratos agradable. Otra cosa; aunque sea agosto, no te pienses que el sol iluminará tu camino; te puede caer encima, como nos paso a nosotros, el diluvio universal y te verás obligado a cobijarte bajo un seto; el viento te hará moverte de un lado a otro como si fueras una hoja de papel y las manos se te quedarán congeladas. Así que, ojo a las previsiones del tiempo.

Comida

Ya sabéis que en Francia en general se come bien, pero también es cierto que los precios en los restaurantes son un poco elevados para lo que estamos acostumbrados en España. Pues en Ile de Ré la cosa sube un poquito más.

Eso sí, nosotros nos dimos el homenaje de probar las especialidades de La Cabane du Feneau, al atardecer, un lugar tranquilo con mucho encanto al lado de las salinas.

Niña comiendo mejillones en restaurante de Ile de Re

En cuanto a los supermercados, hay por toda la isla y de todos los tipos: Carrefour, Super U, Inter Marché… Y en todos encontraréis lo que necesitáis. Eso sí, en agosto, hay tanta gente que vale más que hagáis una compra general antes de entrar en Ile de Ré y no os volveréis locos.

Y tú, ¿has visitado Ile de Ré en furgo?. ¿Te ha tocado sufrirla llena de gente o la has podido disfrutar de manera relajada? Cuéntanos, cuéntanos.

Recordad que os esperamos en Instagram y Facebook.

4 Comentarios

ESCRIBE UN COMENTARIO