El Trasgu la Fronda: mi lugar favorito de Asturias

Asturias tiene muchos lugares perfectos y preciosos. Tiene playas, montañas y pueblos que cuando los visitas parecen sacados de una revista de viajes. Pero lo mejor son los lugares escondidos, esos que tienen una magia especial por el ambiente, el paisaje y su gente. Y eso es lo que tiene El Trasgu la Fronda.

Hace tres años estuvimos en El Trasgu haciendo un taller de yoga en familia y ya nos robó el corazón. No me cansaré de decir que Bárbara y su familia te tratan como a uno más. Cuando llegas al Trasgu la Fronda, llegas a casa.

En esta ocasión y para celebrar que ya podíamos reunirnos con los amigos, decidimos ir al Trasgu la Fronda a realizar una de sus actividades más emblemáticas: la visita a la granja. ¿Y sabes qué? Que fue una pasada.

Con el tema del Covid las normas han cambiado para todos y en el Trasgu la Fronda no solo lo saben sino que lo cumplen a rajatabla. Por eso la visita a la granja es una visita privada para un máximo de 14 personas que formen parte de tu círculo. No te encontrarás con ninguna otra familia. Esta visita es para ti y solo para ti. ¡No te olvides la mascarilla!

La actividad no puede empezar mejor. Nos da la bienvenida Hemingway  una gallina con alma de perro que te pone ojitos para que la acaricies y le digas cosas bonitas. Nos acercamos al gallinero para ver si las gallinas habían puesto huevos. Nosotros no tuvimos suerte, nos quedamos con las ganas de hacernos una rica tortilla en la furgo.

Los conejos son otra de las visitas estrella entre los niños. Bárbara nos contó un montón de curiosidades sobre estos animales de largas orejas. ¿Sabes por qué hacen caca dos veces seguidas? Cuando vayas al Trasgu la Fronda lo sabrás 😉

Los conejos corren de aquí para allá pero con un poco de paja y chuches seguro que se te acercan y los puedes coger. A Éire le encantó esta parte. Se le acurrucó uno en el regazo y estuvieron contándose sus cosas casi media hora. No había quién los separara.

Todos sabemos que los mamíferos al nacer toman teta. ¡No hay nada mejor! Pero a veces la cosa no sale bien. ¿Y cómo se hace para darle un biberón a un corderito? Pues con una botella y una tetina. ¿Quieres aprender a hacerlo? En El Trasgu la Fronda también podrás hacer esto. Ya ves, que esta visita a la granja es una inmersión total en la vida del campo.

Aún quedan animales por visitar y conocer: las ovejas, los caballos, los burros, los terneros… Y todo lo harás paseando por un entorno privilegiado a las puertas del Parque Natural de Redes.

Lo mejor después de la actividad es acercarse al merendero del Trasgu y pedir alguno de los platos tradicionales que te prepara Bárbara. ¡No te olvides de pedir una botella de sidra! Te sentirás un asturiano de verdad. Y podrás alargar tu sobremesa mientras los niños siguen jugando al aire libre en un entorno indescriptible.

Para poder hacer esta actividad con toda la seguridad necesaria tienes que hacer una reserva previa para que así Bárbara te organice tu experiencia privada. Recuerda que es solo para tus 14 personas preferidas así que yo creo que es una buenísima oportunidad para celebrar el aniversarios de los abuelos o el cumple de tu sobrina. ¿Te imaginas qué sorpresón?

Y para que la experiencia sea absolutamente perfecta, El Trasgu la Fronda tienes una espacio para quedarte a dormir en tu furgo y amanecer con el canto del gallo entre las verdes montañas asturianas.

ESCRIBE UN COMENTARIO